Saltar al contenido

7 formas de aprovechar al máximo un periodo de desempleo

Una palabra temida en estos tiempos desempleo, si dejaste tu trabajo para tantear otras carreras profesionales, dejaste tu trabajo para huir de un ambiente hostil o de unas condiciones injustas, fuiste despedido, tuviste que mudarte por haber conseguido un trabajo en otra ciudad… ninguno de nosotros queremos encontrarnos sin trabajo, pero debido a las circunstancias actuales la incertidumbre derivada del estado de alarma y el cierre temporal de la mayoría de las empresas puede que la palabra en sí misma puede resultar un poco desalentadora con todas las connotaciones negativas que las personas le han atribuído.

Y que estar sin empleo puede ser mucho más que un periodo de inactividad destructora de nuestro ego. Que no pararás de escuchar esa vocecita de que ahora son tiempos díficiles pero nada más lejos de la realidad, puedes sacarle provecho a esta situación y te voy a dar 7 formas para que le saques el máximo provecho.


Imagen: freepik

1. Evalúa tu situación financiera actual

Esta es la peor parte de estar desempleado, pero es fundamentalmente necesario. Tendrás que ser realista y aunque te pese coger y echar un vistazo detallado a tu cuenta bancaria y cualquier otro ahorro del que dispongas y que tengas que echar mano en caso de necesidad. Habrá situaciones distintas unos podrán ahorrar en alquiler o facturas más grandes, otros tendrán que pedir ayuda a familiares, mientras que otros muchos tendrán que resolverlo por su cuenta.

Mira tus mayores gastos y mira a ver si puedes quitar alguno para que este periodo sea más llevadero para ti. No olvides de los pequeños gastos que son los que más se nos puede escapara el dinero por ahí (¿realmente necesitas esa suscripción?).

Te puede parecer de poca importancia ahora pero estos pequeños gastos si los sumas pueden ahorrarte dinero.  

2. Mantente atento y productivo

Asegúrate que tu cuenta en la plataforma LinkedIn está totalmente actualizada y que la tienes actualizada con toda tu información laboral. Informa a los reclutadores de Linkedln que estás abierto a nuevas oportunidades de empleo en la configuración de tu cuenta, puedes ponerlo en el titular o en el extracto. Ellos se pondrán en contacto contigo. 

3. Trabaja en una actividad profesional aunque no tengas empleo.

 Aunque no tengas trabajo puedes realizar actividades profesionales como puede ser por ejemplo: abrir un canal de Youtube, hacer podcast, crear un blog, crear una tienda online, puedes transformar tu pasión en un proyecto. Esto puede ayudarte a crear nuevas oportunidades profesionales o quizás en este periodo puedas encontrar lo que realmente te apasiona, aprovecha esta oportunidad que te brinda la vida para realizar ese cambio que en el fondo estabas esperando.

Imagen: freepik

4. Tómate tu tiempo para tu bienestar

El hecho de que te encuentres sin trabajo no significa que te descuides, física y mentalmente. Los peores enemigos que encontraremos en esta época de nuestra vida somos nosotros mismos. Tu bienestar es más importante que nunca debes ponerte en primer lugar y cuidarte.

A este bienestar me refiero al que incluye el físico, intelectual, emocional y espiritual. Crear hábitos de bienestar en tu periodo de desempleo te ayudará a elevar tu energía y podrás con cualquier cosa.

5. Siempre positivo

La actitud con la que quieras enfrentarte en esta situación depende de ti, puedes ir de víctima quejándote todo el día que estás en el paro, que lo único que conseguirás será frustarte, bajar tu energía y hundirte más. Lo primero evita decir la palabra “paro” por tiene una connotación negativa en tu mente y lo único que hará es que cuando la oigas o la digas te angusties más aún, piensa que es “un periodo de transición”. Tómatelo como una pausa y aprovecha para centrarte en ti mismo.

6. Nunca dejes de aprender

Si hay algo vital en este tiempo en el que no estás trabajando, es la importancia de mantener tu mente receptiva a una nueva información y de seguir aprendiendo y ejecitar el cerebro constantemente. 

De forma autodidacta a través de recurso en línea o de manera formal puedes adquirir esas habilidades necesarias para que te ayuden a avanzar en el camino, tómate tu tiempo en aprenderlas.

Puede ser leer libros, ir a clases, conferencias, talleres tanto online como de forma presencial.

Quizás pienses que es el momento adecuado para volver a estudiar en la Universidad u obtener esa certificación que tanto deseas para perfeccionar aún más tus habilidades.

7. Respeta un horario fijo

Aunque ahora te encuentres en este periodo de transición, es primordial que te levantes todas las mañanas a la misma hora. Levántate pensando que tu trabajo ahora es encontrar un empleo. Así que puedes dedicar tus mañanas para consultar ofertas en las distintas plataformas, hacer el seguimiento de tus candidaturas, echar un vistazo a redes profesionales. Y por las tardes, puedes dedicarlas a aprender tal y como te indico en el párrafo anterior.

Procura no ser muy duro contigo mismo en este periodo, la vida te manda desafíos, pero recuerda que aunque te parezca una eternidad el tiempo que llevas en inactividad, todo es temporal. Aprende la lección y sigue creciendo personal y profesionalmente.

Fuente: elconfidencial.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *