Saltar al contenido

El handmade es mi vida y puede ser la tuya también

Para Ana es su vida, es una profesional handmade que construye cocinitas con materiales reciclables para niños, hechas con pasión y mimo. Ella nos habla sobre dar el primer paso con una idea, comenzar con el trabajo y el esfuerzo que conlleva para que quede increíble.

Es cierto que una de las razones más frecuentes, por las que las personas eligen comprar productos artesanales es que les gusta tener algo que no proviene de una gran empresa. La naturaleza de los productos hechos a mano significa que hay menos de ellos, por lo que lo que sea que estés usando o comiendo o agregando a tu hogar es tan único como tú.

A menudo, con productos hechos a mano, tienes la opción de personalizar tu compra. Debido a que tratas directamente con los artesanos cuando compras productos artesanales, pueden estar abiertos a modificar ciertos aspectos del producto específicamente para satisfacer tus necesidades.

Además los productos hechos a mano siempre garantizan una calidad superior. Se utilizan recursos naturales, colores y materiales refinados. Son más sostenibles y duraderos.

Hecho a mano, es puro amor por hacer las cosas. Cuando las personas compran un producto hecho a mano pagan un precio por la pasión del artista que en realidad no tiene precio.

Así nos cuenta Ana, cómo empezó con su amor por el handmade:

«Recuerdo con cariño una pequeña cocinita de madera que mi tío Joaquín construyó para mi madre. Eran los años 50 entonces los niños disponían de pocos juguetes para entretenerse aquella cocinita hecha con tablillas y pocos recursos llegó a ser uno de mis mejores recuerdos mientras mi hermana jugaba con su cocina de marca con luces y sonidos yo era la niña más feliz con aquel pedazo de madera .Y es que tenía un algo especial, aquella cocinita se fabricó con cariño, a mano y con la mejor intención ¡qué un niño la disfrute!»

Cuarenta años más tarde a eso me dedico, diseño y fabrico cocinitas de madera estilo vintage, hechas totalmente a mano y siempre con materiales reciclados.

Soy consciente que en el mercado existen muchas marcas que tienen en sus catálogos cocinas de juguete increíbles, en La buhardilla de Ana hacemos piezas únicas, cada detalle está hecho con mucho mimo y es que disfruto tanto elaborando estos juguetes que de alguna manera se ve reflejado. Son cocinitas con mucho encanto que enamoran.

Todo empezó como un hobby, una cocinita para una sobrina, un encargo, otro encargo. Dispongo de un pequeño taller de carpintería en la buhardilla de mi casa, de ahí el nombre de mi logo y cuatro años después aquí sigo como el entrañable Gepetto entre serrín y maderas haciendo lo que más me gusta. Construir de la nada y con mis manos algo precioso.

Comienzo con un dibujo a lápiz del diseño que quiero realizar.

Busco materiales que pueda utilizar, palets, muebles viejos, no hace falta gastar dinero para hacer cosas bonitas. Desechamos tantas cosas.

Esto puede ser un problema, porque si todo te sirve, nada tiras y empiezas a acumular y acumular trastos, jejeje en esto todavía estoy trabajando. Cuando ya he elegido lo que voy a utilizar tengo que desmontarlo y adecuarlo para mí proyecto, esto significa quitar clavos, herrajes, bisagras….

Siguiente paso, medir, cortar, perfilar y lijar.

Ya empieza a tener forma, te animas con la imprimación, pintura y barniz.

Cuando ya lo tienes terminado, llega el mejor momento decoración y fotografía.

Aquí es donde vuelvo a ser niña, coloco las tacitas de porcelana, las comiditas de crochet, las cacerolas ¡qué lindo!.

La prueba final es cuando llamo a mi pequeño de cuatro años y le pregunto si quiere jugar a las cocinitas, siempre dice ¡¡sí mami!!

¡Es genial!

Gracias a todas las mamás que han confiado en La buhardilla de Ana y tienen un pedacito de mi en sus casas.

Os deseo muchas tardes de té y pastas con vuestros niños.

La buhardilla de Ana.

Juguetes artesanales en madera.

Si estás interesado en el trabajo de Ana puedes contactar con ella través de Facebook, Pinterest, Instagram @La buhardilla de Ana.

Equipo directivo de La buhardilla de Ana

Todas las fotos pertenecen a La buhardilla de Ana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Ana (la buhardilla de Ana), me parecen obras de arte los juguetes hechos desde la ilusión, porque son para ilusionar a los niños (y a los mayores con alma de niños). Y hacerlos con material reciclado teniendo como aprendiz a tu hijo es una vuelta al Renacimiento. Gracias.

Responder

Sí, y se convierten en un objeto de recuerdo para toda la vida ☺️❤️
Gracias por tu comentario, Joaquín

Responder