Saltar al contenido

En 5 pasos descubre cómo escribir un currículum cuando tienes POCA o NADA de experiencia.

Esta claro que el currículum es nuestra mejor herramienta de marketing, en el resaltamos nuestras habilidades y la experiencia laboral. Así mostramos ante los reclutadores que somos los más adecuados para el puesto que ofrecen. No hace falta que diga, que el currículum vitae perfecto puede ser realmente un gran desafío.

Pero, ¿que sucede cuando recién estas empezando a buscar un trabajo y tienes muy poca experiencia en tu haber? O bien, ¿qué sucede si estas en plena transición profesional y crees que no tienes una experiencia laboral relevante? 

Esto hace que la elaboración del currículum perfecto sea un todo reto. ¡Pero no hay necesidad de entrar en pánico todavía! 

Te voy a dar 5 consejos para escribir un currículum poderoso y que impacte: como resaltar tus mejores cualidades y conseguir con esa entrevista tan deseada, incluso si tienes muy poca o nada de experiencia laboral.

1. Analiza el perfil del puesto de trabajo.

Esto es imprescindible cuando optas a un puesto de trabajo. Antes de realizar una entrevista es conveniente analizar el perfil del puesto de trabajo al que uno se dirige. Este análisis previo es un paso fundamental que no puedes saltarte. 

¿Aparecen palabras clave como liderazgo, comunicación u organización?

¿Enumeran la experiencia en Photshop como una habilidad requerida? ¿Hay algo que te haga pensar “esto se adapta perfectamente a mi”?.

Conocer las competencias que demanda la empresa para ese puesto, nos sirve para conocer nuestros puntos fuertes o nuestros puntos débiles. Una vez que los hayas analizado incluye esa información en tu currículum.

2. Empieza con una declaración profesional que impacte.

Comienza escribiendo una presentación que no tenga más de cuatro líneas. Y sea un poderoso resumen profesional. Es genial aprender un poco más sobre la persona en particular. En ella postúlate como el mejor candidato para el empleo y destaca tus objetivos, habilidades y personalidad.

Usa este espacio para maplicar todas esas habilidades que te hacen apto para el puesto. La declaración será lo primero que va a leer un Director de Recursos Humanos. ¡Así que asegúrate que sea de primera calidad! Tip: ¡Añadir un poco de tu personalidad nunca está de más!

Mujer explicando un tema a un hombre
Imagen: rawpixel

3. Juega con tus habilidades.

¿Tienes algunas habilidades y conocimientos que puedan ser de gran ayuda para conseguir ese trabajo que quieres?. En lugar de poner la experiencia pasada, plásmalas en tu currículum, así dejarás claro que es tu verdadero propósito y no parecerá que solo has elegido esa carrera por estudiar alguna cosa. Este es el lugar perfecto para insertar aquellas habilidades que figuran en la descripción del trabajo al que vas a optar. Piensa en ello como su oportunidad de demostrar tu calidad y relevancia. 

4. Qué tienes que incluir en el CV.

Cuando comiences a  redactar tu currículum asegúrate de incluir los siguientes aspectos formales: 

  • datos personales
  • objetivos
  • intereses laborales o motivaciones
  • formación
  • idiomas 
  • colaboraciones o experiencia en prácticas en empresas que hayas podido realizar voluntariado, experiencia en trabajos esporádicos, programas, proyectos o trabajos sin contrato. 

No utilices tipografía muy cursiva o adornada. Prefiere las tipografías sobrias: Verdana, Calibri, Helvetica, etc., a un tamaño legible pero no exagerado. 10 a 12 puntos es más que suficiente. Si solo utilizas 1 página no hay problema. Es mejor calidad que cantidad.

5. Escribe una carta de motivación.

Incluye una carta de motivación en el curriculum, utiliza un lenguaje sencillo al mismo tiempo que sea algo formal, sin pretensiones. Tiene que ser breve, concisa y directa. Cuida tus faltas de ortografía, no hay nada peor presentar una carta con faltas de ortografía por eso es muy importante que la repases antes de enviarla.

Lo más importante de la carta va a ser tu motivación al puesto.

¿Qué debe contener tu carta?

Ojo con este detalle que aunque puede ser sencillo, si no escribes la información adecuada, quizás terminen todas tus opciones de conseguir esa entrevista tan deseada. Es preciso que escribas el nombre y apellidos de la persona a la que te diriges. Es decir, jamás escribas un “Estimado/a señor/a” o lo que es mucho peor: “A quien corresponda”. 

Si no sabes los datos de la persona a quién tienes que dirigir tu carta de motivación, puedes buscar esta información en la página corporativa de la empresa, en sus redes sociales, o puedes llamar directamente por teléfono a la empresa y preguntar por la persona responsable que se encarga de realizar las entrevistas de trabajo. Este detalle puede ser puede ser la llave que abra la puerta de tu entrevista personal. 

Introducción: Explica los motivos por que escribes la carta, poniendo a su disposición tu candidatura, haciendo referencia a la oferta o a tu interés por su empresa o centro educativo. Debes captar el interés desde el principio.

Desarrollo: Aquí van las razones por las que queremos optar al puesto y por qué deben elegirte a ti y no al resto de candidatos, explicar nuestras motivaciones, nuestros intereses, competencias y nuestras cualidades en relación al puesto.

Despedida: Puedes acabar la carta con : «Esperando tener noticias suyas…» puedes terminar, pero no te olvides de mencionar que quedas a su disposición para una entrevista o lo que considere oportuno.

¡Pon en práctica estas tácticas que te ayudan a elaborar un currículum que te presente como un candidato cualificado y exitoso y prepárate para esa llamada para la entrevista!

Fuente: toptrabajos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *