Saltar al contenido

¿Qué helado es mejor para tu hijo cuando el calor aprieta?

Cuando el calor aprieta, los niños se dirigen al congelador para disfrutar de un dulce para refrescarlos. Pero no todos los helados son iguales. Hay que tener cuidado con las afirmaciones «bajo en grasa» y «sin azúcar añadido». Muchas veces no es así.

Para saber cuáles hay y elegir el mejor para tu hijo, te lo detallamos a continuación:

Helado «dietético»

Imagen: pexels

Las opciones bajas en calorías y sin azúcar simplemente han cambiado el azúcar y la grasa por ingredientes artificiales, por lo que no los recomendamos.

Prueba con esto: elige un helado de verdad como un regalo ocasional, pero recuerda servir porciones pequeñas en tazones pequeños. 

Yogurt congelado

Imagen: freepik

Cuidado con el azúcar oculto. Al yogurt congelado le gusta fingir que es saludable, y a menudo tiene menos grasa que el helado. Pero el yogurt congelado generalmente tiene más azúcar, cancelando cualquier beneficio para la salud. Y si agregas toppings como salsa de chocolate, confettis de colores, caramelo líquido, etc. levantas el azúcar hasta el cielo.

Prueba con esto:puede comer yogurt congelado como si fuera un helado, solo de vez en cuando. Y limita el tamaño de las porciones a aproximadamente media taza con una pequeña cobertura. Recuerda a los niños que elijan un poco de fruta fresca o nueces, como fresas, mango, nueces picadas o almendras, como toppings para su yogurt congelado.

Sorbetes de helado

Imagen: freepik

Los sorbetes han de contener al menos un 15% de frutas, mientras que en los helados de agua la fruta ha sido sustituida por aromatizantes, que le dan el sabor característico, y el color se consigue de manera artificial. Los sorbetes tienen menos grasa que el helado y, a menudo, menos calorías.

Prueba con esto: compara los ingredientes de sus golosinas heladas favoritas y elije la que tenga la lista de ingredientes más pequeña como una indulgencia helada ocasional.

Flash o helados de hielo

Imágen: freepik

Hecho a base de agua, colorante, saborizante y azúcar. No tienen crema, por lo que la materia grasa es nula pero a cambio apenas nos aportan ningún nutriente beneficioso, ya que están compuestos básicamente por azúcar.

Prueba con esto: Congela bolas de sandía para disfrutar de un refrigerio que encantará a sus hijos. O, haz tus propios helados caseros y golosinas congeladas que también brinden algo de nutrición.

Helado crema

Imagen: rawpixel

Los mejores para los niños son los de leche ya que contienen grasa láctea 2’5%, frente al 8-9% de los de crema.

Prueba con esto: deja que los niños tengan una cucharada moderada, servida en un tazón pequeño. ¡De esa manera, satisfarán su gusto por el verano sin exagerar! 

¿Hay alguien que no se resista a un helado en un sofocante día de verano? Como un regalo ocasional, el helado está bien, pero recuerda … está lleno de azúcar, grasa y no mucho más. ¡Intenta los helados caseros! deja los helados «dietéticos», bajos en grasa, edulcorantes artificiales y demás en el congelador de tu supermercado.

Artículo inspirado en: guiadelniño

¡Pinea esta imagen en Pinterest!

Helados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *